Un Legado Histórico para nuestra comunidad residente en USA.

 

Para nuestra comunidad residente en Estados Unidos, esta celebración tiene un significado muy importante, ya que representa el esfuerzo y lucha de un grupo de líderes salvadoreños, por obtener el reconocimiento oficial de nuestra comunidad de parte del gobierno de Estados Unidos. 

Este esfuerzo tubo sus frutos y logro más significativo el 18 de Julio del año 2006, cuando entro a votación la resolución HR-721 al Congreso de los Estados Unidos y fue aprobada por unanimidad.

Este logro, se convirtió en un legado histórico, siendo la primera proclamación de este tipo en la historia de EE.UU.

Salvador Gómez Gochez, fundador de “El Día del Salvadoreño”, nos cuenta a como se realizó este proceso.

Este esfuerzo comenzó dice Salvador, cuando en días de “Desesperación por querer estar en El Salvador” y después de obtener la ciudadanía de EE.UU.  Surgió la idea de cómo de transmitir la cultura y tradiciones de nuestro país a la comunidad salvadoreña residente en EE.UU. donde muchos han llegado por diferentes razones, pero que añoran con nostalgia la cultura y tradiciones de nuestros pueblos.

El nombre de “El Día del Salvadoreño” surgió en uno de sus viajes que Salvador realizo a su pueblo Atiquizaya, y en un diccionario enciclopedia de Miguel Ángel Rodríguez, encontró cómo surgió la primera celebración del Salvador del Mundo con la llegada de los Españoles a Cuscatlán y basado en la documentación escogió el 6 de agosto para hacer una celebración y  le dijo a su madre que pensaba ponerle a la celebración “El día del Salvadoreño” que le dijo que estaba bonito el nombre que así le pusiera.  Con esa idea regreso a Los Ángeles y planteo la idea a la directiva de la organización SANA (Salvadoran American National Association) a la cual pertenecía, quienes estuvieron de acuerdo.

Fue así que en 1999, se realizó por primera vez la bajada (Transfiguración del Divino Salvador del Mundo) y la celebración de El Día del Salvadoreño en Los Ángeles CA. Con una imagen prestada del Sagrado Corazón de Jesús de la Iglesia Preciosa Sangre, ya que no se contaba con una imagen del Divino Salvador.

Después del éxito de esta primera celebración, Salvador viajo a El Salvador y encargo al escultor de Izalco, Manuel de Jesús Quilizalpa una réplica del divino Salvador del Mundo que se encuentra en la Catedral de San Salvador.

Una vez entregada la imagen, se decidió que la imagen seria traída vía terrestre a Los Ángeles, simulando y simbolizando la travesía tan peligrosa que nuestra gente realiza para emigrar a los Estados Unidos. Fue así que la imagen fue bendecida un 2 de Julio del año 2000, en Catedral por Monseñor Fernando Sáenz Lacalle, Arzobispo de San Salvador, y en presencia de una delegación de Los Ángeles, la cual estaba encabezada por Salvador Gómez Góchez, director general de SANA en ese momento, quienes realizaron la peregrinación.

Los peregrinos que acompañaron en la travesía del Divino Salvador fueron Salvador Gómez Gochez, Werner Marroquin, Guillermo Gómez Góchez, y José López misionero de la iglesia episcopal. 

La peregrinación del Divino Salvador inicio con la visita a lugares históricos de El Salvador, en primer el lugar donde asesinaron al padre Rutilio Grande, en el Paiznal, el segundo lugar visitado fue la tumba de las monjitas Maryknoll en Zacatecoluca, luego visito la tumba de Monseñor Romero y la capilla de la Divina Providencia donde lo asesinaron, después se realizó una misa de despedida en la capilla de la UCA donde asesinaron a los Jesuitas, después de eso se salió hacia la frontera Las Chinamas, pasando por la casa de Salvador Gómez Góchez en Atiquizaya, de donde la madre de Salvador tenía un grupo de señoras en un bus para acompañar a la frontera la peregrinación.

En la travesía por Guatemala paso a visitar la Catedral Metropolitana Guatemalteca, luego entro a territorio Mexicano donde visito la Catedral de La Paz en Chiapas, después como un simbolismo paso a visitar la Basílica de Guadalupe donde se hizo una misa con casi 3,000 personas,  luego se dirigió al Castillo de Chapultepec un símbolo importante para El Salvador por ahí se firmaron los acuerdos de paz, que dio fin a la guerra que se vivía en El Salvador. Lugo se dirigió a la frontera del paso Texas para dirigirse a California y ser recibido por una multitud en la Iglesia Misión Dolores del Este de Los Ángeles como un simbolismo de donde llegan muchos inmigrantes a pedir posada.

Esta fue la peregrinación de la imagen bendecida en la Catedral Salvadoreña del Divino Salvador, que permitió en el año 2000, realizar la celebración de El Día del Salvadoreño con principal tradición de nuestra comunidad “La Bajada”.

En el año 2000, se busca que se proclame en el concilio de la ciudad de Los Ángeles el 6 de agosto como “El Día del Salvadoreño”. La propuesta fue presentada con la ayuda de los concejales Nick Pacheco y Mike Hernández, la proclamación fue aceptada por los 15 concejales y el alcalde Richard  Riordan de la ciudad de Los Ángeles. Esta fue la primera proclamación oficial de nuestra comunidad.

Gracias al éxito obtenido, en el año 2001 se busca la ayuda de la supervisora Yvonne B. Burke para hacer la proclamación a nivel del condado de los Ángeles, Burke introdujo la proclamación la cual fue aprobada unánimemente por los cinco supervisores integrantes en el condado y fue entregada públicamente ante una multitud de más de 15,000 personas.

En el año 2002 se busca que la proclamación que el 6 de agosto fuera proclamado “El Día del Salvadoreño” a nivel del estado de California. Se gestiona a través de Mario Beltran que trabajaba con el Honorable Asambleísta Gil Cedillo, quien fue secundado por la Honorable Asambleísta Jackie Goldberg,  para introducir la proclamación. También fue introducida al senado por la Honorable Liz Figueroa (de descendencia salvadoreña) y secundada por el Honorable Richard Alarcon, ambos senadores de California.  La proclamación fue aprobada en el senado por 34 votos a favor, 0 en contra y en la Asamblea por 73 votos a favor, 0 en contra. Proclamándose así a nivel del estado de California el 6 de agosto como “El Día del Salvadoreño”. Esto lleno de alegría a los lideres salvadoreños y se comenzó a gestionar para que esta proclamación fuera a nivel federal.

En el 2004, se realiza una reunión con Hilda Solís, Congresista del Distrito 32 de California, donde se le explico cómo había sido el proceso hasta la fecha de la proclamación, a lo cual acepto hacerlo pero explico que esto no era fácil ya que tenía que ser aprobado por todos los congresistas de la nación. Pasaron los años y se creía que eso se había quedado en el olvido.

En el 2006, se tiene la noticia de Hilda Solis que la moción de la proclamación había sido introducida y había sido aprobada por la Cámara Baja y la Cámara Alta y que el 18 de Julio seria introducida al pleno para votación de la Resolución HR-721, que literalmente pedía que el 6 de Agosto fuese reconocido como “El Día del Salvadoreño” y fuese aprobada por el Congreso de Los Estados Unidos.

Fue así como los lideres salvadoreños se reunieron en el Restaurante Mi Querido Pulgarcito, para ver el canal del congreso y ver el resultado de la votación, cuando Hilda Solis introdujo la moción, todos los presentes ahí lloraron de alegría y hubo abrazos porque la moción fue aprobada unánimemente por el congreso.

La emoción era grande porque históricamente la comunidad salvadoreña era la primera en obtener una proclamación de este tipo por el Congreso de Estados Unidos.

Actualmente, en Los Angeles CA. UNICOMDES/USA sigue con la tradición de realizar esta celebración y cuenta con el apoyo de la comunidad salvadoreña, teniendo una asistencia promedio cada año de más de 45,000 asistentes al evento.

Los medios de comunicación local apoyan este proyecto, así como diferentes empresas que forman parte de los patrocinadores y expositores del evento, a través del cual impulsan nuestra cultura y tradiciones.

Es importante mencionar que esta celebración hoy en día se realiza en diferentes lugares de los Estados Unidos y por diferentes organizaciones. 

 

Co-Patrocinadores